domingo, 8 de febrero de 2009

Una sobre ... italianos y pitufos

Hola a todos,

Hace algunos meses estuve en Italia, y hubo un hecho que me llamó mucho la atención: la palabra "prego". Es increíble la cantidad de veces que un italiano es capaz de repetir esta palabra en una conversación, así como la cantidad de situaciones diferentes en la que la puede utilizar. Después de varios días por Italia, acabas concluyendo que "prego" puede significar cualquier cosa en función del contexto y la situación. Podríamos llegar a comparar el prefijo "pituf-" que utilizan los pitufos con la palabra "prego" que utilizan los italianos.

Os pongo un ejemplo que me pasó en un restaurante de Italia: Cuando mi novia y yo llegamos al restaurante, el metre nos dijo "prego" para indicarnos que estaba ocupado y que en breves momentos nos atendería. Cuando el metre acabó con lo que estaba haciendo, se disculpó diciendo "prego". Después de indicarle que deseábamos una mesa para dos personas, nos invitó a seguirlo con la palabra "prego". Justo después de sentarnos, nos ofreció la carta (menú) con la palabra "prego". Tras varios minutos decidiendo qué comer, llamamos al camarero para que nos tomara nota. Como es de suponer, su primera palabra fue "prego". Antes de irse, el camarero dijo de nuevo "prego" para informarnos que había tomado nota de todo lo que le habíamos pedido. Al momento de traer el primer plato, el camarero nos dijo "prego" solicitando permiso para colocar los platos sobre la mesa. Lo mismo pasó con el segundo plato y los postres, así como con la recogida de platos. A la hora de pedir la cuenta, el metre nos informó que estaba en camino con la palabra "prego". Poco después, el metre apareció con la cuenta pero tampoco se olvidó de decir "prego". Finalmente, a la hora de irnos ¿sabéis qué dijo el metre? Pues no, esta vez dijo "Ciao".

Si ahora intentáis sustituir la palabra "prego" por "pitufo" en el ejemplo anterior, comprobaréis que tienen funciones similares pero en lugares diferentes. La primera en Italia, la segunda en Pitufilandia.

Saludos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada